tienda concepto stendhal

 

Cuando nos solicitaron esta tienda, ubicada en una de las avenidas más importantes de la moda en México, nos pareció una buena oportunidad para experimentar con esta nueva marca fusionando nuestro lenguaje con su minimalista propuesta.

Stendhal es la creación de dos talentosas y emprendedoras mujeres que deseaban conjuntar lo mejor del diseño minimalista mexicano emergente, con algunas marcas de reconocimiento mundial como Jeffrey Campbell para impulsar, difundir y promover el nuevo talento mexicano.

El concepto de la tienda surgió de la idea de tratar cada zapato o cada objeto en venta; como una piedra preciosa, un cuadro impresionista, un antiguo reloj, una conmovedora escultura; en fin, cualquier objeto de considerable valor artístico, más que económico; presentadas en una atmósfera minimalista y elegante que reforzara el mensaje de la marca.

El muro que almacenaría cada par de zapatos, o cada prenda ropa; debía lucir como el interior de una bóveda de banco, concretamente el área de cajas de seguridad.

Cada zapato o prenda, seria sacado de su respectiva caja de acero inoxidable; cuando la clienta así lo solicitara; y colocado en su interior nuevamente cuando terminara de verlo o envolverlo para su entrega, provocando una especie de elegante ceremonia seductora entre el codiciado objeto, su futuro dueño y su protector.

El limitado espacio del local, sugirió la manera de resolver el plafón y el muro del fondo. Ambos fueron forrados con dos grandes espejos para ampliar la sensación general de la tienda y multiplicar visualmente nuestro número de cajas de seguridad.

Al centro de la tienda se fabricó un largo monolito de mármol arabescato que enfatiza esta atmósfera de banco y donde se exhiben piezas de algunos diseñadores temporales.

Estos 3 únicos elementos configuran la atmósfera arquitectónica de Stendhal, las prendas, la gente, los vendedores y el seductor ritual capitalista del objeto de deseo harían lo propio para completar la obra.